Cofrades Málaga

La comunidad Cofrade de la Semana Santa de Malaga - Sur.es

Información

Tronos de Málaga

es un grupo dedicado al arte en general,centrado eso si,en los diferentes tronos k componen nuestra semana mayor y en los distintos estilos artisticos en los k estan inspirados.

Página Web: http://www,tronosdemalaga.com
Ubicación: malaga
Miembros: 86
Última actividad: May 5

tronos de malaga

Foro de discusión

tronos de malaga 5 contestaciones 

¿k os parecen los tronos de malaga?Continuar

Iniciada por Laura rico martinez. Última respuesta de artesania y modelado 10 May 2013.

Comentarios

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tronos de Málaga para añadir comentarios!

Comentado por inmaculada santaella serra el noviembre 24, 2013 a las 1:20am

me gustan  todos los tronos

Comentado por Juany el enero 20, 2013 a las 12:57pm
Comentado por Laura rico martinez el diciembre 26, 2012 a las 7:28pm

sal de mi grupo,no teacepto entre mis amistades.y no ables mas conmigo

Comentado por Laura rico martinez el noviembre 20, 2012 a las 7:49am

del cautivo,tengo k decirte k este grupo lo he creado yo,y k tu no eres una persona grata para mi,ni para este grupo,asi k te invito a k salgas de el voluntariamente,o lo hare yo personalmente,saludos.

Comentado por Alejandro Marina el octubre 17, 2012 a las 2:59pm

Centrándonos en el estilo malagueño...de trono, para concretar algo. De los 80 tronos que hacen el Recorrido Oficial, únicamente se pueden definir como de estilo malagueño 20 tronos, 13 de cristo y 7 de virgen (independientemente de dónde o quién lo haya hecho), es decir únicamente una cuarta parte, lo cual dicho sea de paso, es bastante triste si con ello se pretende dar una imagen con cierta conciencia identitaria. No voy a detallar los tronos que son, sino sus características para comprobar si cada uno con ello puede hacer esas cuentas: 

- El estilo de talla es a base de hojarasca principalmente, mezclado a veces con rocalla, con un gran volumen en sus formas. 
- Las esquinas son resueltas con grandes ménsulas. 
- La configuración de elementos está sujeta a la forma del cajillo: de peana (carrete), oval o rectangular. 
- El diseño es más elaborado en su alzado, que en su planta. 
- Los arbotantes son ramificaciones arbóreas (gruesas, no balancean) que nacen de las ménsulas de las cuatro esquinas. 
- Los faroles son elevados con fustes altos, al igual que los hachones, integrándose igualmente en las esquinas como elementos propios de las mismas. 
- La imaginería es de grandes proporciones en las partes centrales, y de reducidas dimensiones en el resto, enfatizando el aspecto retabilístico del conjunto. 
- Sin ser una cualidad esencial, pero sí general, son de madera, fundamentalmente dorados. 

Se pueden sacar distintas conclusiones con la intención de desarrollar estos aspectos, para eso estamos, pero con el claro interés de definir algo que es reconocible y que solo el amor propio, nos podrá hacer que pueda consolidarse en unos parámetros concretos, que permitan afirmar que hay, existe, un estilo malagueño.

Comentado por Alejandro Marina el octubre 17, 2012 a las 2:58pm

Sí tenemos una Semana Santa única, eso no tiene discusión, es una obviedad manifiesta, pero nuestro futuro hacia el que evolucionamos acrecienta esa exclusividad o por el contrario cada vez perdemos más territorio propio por el ajeno?. No pretendo hacer un burdo símil que genere discordia, pero cada día más, percibo el consumo de lo hispalense como ir a hacer la compra a un chino.

 

El gusto por el barroco en lo andaluz (hay una tesis muy interesante al respecto) es una herencia cultural de la época musulmana, que trajeron a la península desde el oriente, el gusto por la decoración profusa y recargada, que tiene su simbolismo artístico en el "horror vacui" (miedo al vacío) que se implanta tras la Contrarreforma. Esta herencia cultural, que queda reflejada en las claras diferencias entre las procesiones castellanas y las andaluzas y levantinas, provienen de la influencia oriental que desde época califal se mantuvo incluso después de las conquistas cristianas (siglo XIII el valle del Guadalquivir, siglo XV el Reino de Granada), y que gracias a un cierto aislacionismo cultural y subdesarrollo económico y social, ha llegado hasta nuestros días casi sin variaciones.

En cuanto al estilo malagueño definirlo como ecléctico y variado no es precisamente lo más afortunado. Tenemos una Semana Santa ecléctica y variada, pero no un estilo propio definible y reconocible que sea ecléctico. Un simple ejemplo: Paloma, Rico y Sangre, un trono realizado en Sevilla, dos en Granada y los otros tres en Málaga, uno antiguo y dos contemporáneos, ¿son eclécticos o por el contrario mantienen un nexo común de estilo y formas?, está claro que todos a excepción del sevillano SÍ. Sumándoles a estos ejemplos los de Mena, Esperanza, Amor, más los ejemplos individuales de Pollinica, Gitanos, Estudiantes, Sentencia, Ánimas de Ciegos, Viñeros, Misericordia, Traslado y Piedad, encontraremos un modelo único con respecto a cualquier otro de nuestra geografía nacional. Sin embargo, los conjuntos (no solo el trono, sino con el Titular también) de Esperanza en su Gran Amor, Agonía, Penas, Exaltación y Redención, son absolutamente intercambiables con la imagen simplista de Semana Santa andaluza referenciada a Sevilla, puesto que a pesar de no ser de allí, sus patrones son miméticos; pero exactamente igual que los Dolores del Puente con Antequera. 

Hemos recibido muchas influencias y las seguimos recibiendo, pero es triste que todas ellas pasen de influencia a ser referencia, cuando nuestra referencia no debería ser la hispalense, sino la nuestra propia, la heredada y fundamentada en lo que nos reconocemos y nos reconocen como único e INIGUALABLE.

Comentado por Alejandro Marina el octubre 17, 2012 a las 2:52pm

Antequera nos aportó las andas con varales y llevarlas al hombro, no más, y no es poco. Las influencias artísticas que marcan un carácter propio, son sin lugar a dudas de origen granadino (Luis de Vicente y su herencia discipular de los 40 a los 60).

Una vez expuesto con más detalle las influencias que hemos recibido y que hemos sabido darle un carácter propio y único, que nos configura un estilo que sí podría denominarse malagueño claramente, tenemos a la vez que introducir una influencia hispalense que nacida en los años 60 ha barrido literalmente con gran parte de ese carácter propio y único, para en algunos casos pasar de influencia a mimetización pura y dura. A diferencia de las anteriormente expuestas, la influencia sevillana no tiene competencia en ningún ámbito (nadie va a Zamora a copiar, ni a Cuenca, ni a Cartagena), ni tampoco contraposición a moldearse a nuestra forma de ser, es decir, hay una transposición de formas, sin más, para lo que pongo un ejemplo ilustrativo: si alguien le hubiera pedido a Pérez Hidalgo un trono de "estilo sevillano" no habría tenido nada que ver con uno realizado por Antonio Martín. 

No podemos olvidar que el aspecto artístico de las cofradías es una parte muy importante, que ha sido muy renovado en los últimos 50 años y casi en exclusiva con una sola guía artística, la hispalense, pero también el aspecto procesional y de culto público de nuestros desfiles ha sufrido esa transformación y en las mismas condiciones. Por lo tanto nuestra diversidad, desgraciadamente es cada día menos diversa, más homogénea, a lo que supone integrar en nuestra forma de ser una influencia externa sin disponer de capacidad de determinar un carácter propio.

Comentado por Alejandro Marina el octubre 17, 2012 a las 2:50pm

Desde estas líneas quiero dejar una serie de comentarios al respecto de los tronos de Málaga y compartirlo con los que estén interesados en este tema.

 

Hubo un periodo de creación en los años 20 del siglo pasado en el que sería iluso poner un solo referente: Luis de Vicente (Granada) en tronos, Pío Mollar (Valencia) en tallas y tronos, mientras que Sevilla prácticamente no tuvo presencia relevante, aunque sí en cuanto al atractivo de orden y cortejo que debían tener las procesiones, de ahí el apelativo de "suntuosas". 

La época de reconstrucción de los 40 y 50 son igualmente de referencias nimias en cuanto a la influencia de Sevilla, a excepción del extraordinario Seco Velasco, que emulaba en su aportación artística y concepción de los tronos malagueños a lo realizado por Luis de Vicente. Es precisamente este periodo el más oscuro y al mismo tiempo el que define nuestra esencia particular y única de concebir la Semana Santa, de grandes tronos y desfiles procesionales, dejando marginado el sentido intimista y solemne de las estaciones de penitencia. Este periodo tiene una influencia muy fuerte y probada de las procesiones murcianas y levantinas, de las que nos han ido quedando pequeños elementos como la luz eléctrica en los tronos, las hachetas, la organización por secciones, las insignias al principio, la banda abriendo procesión, etc. 

Desde la llegada al mundo cofrade malagueño de Casielles del Nido nos olvidamos del resto del mundo y ya nos queda un único y "válido" referente: Sevilla, pero aún, afortunadamente, tenemos reminiscencias de aquella otra forma de hacer Semana Santa y que tan propia nos es, como el ejemplo del Sepulcro.

Comentado por Laura rico martinez el octubre 17, 2012 a las 2:36pm

Comentado por Laura rico martinez el octubre 17, 2012 a las 2:35pm

 

Miembros (86)

 
 
 

¡Contacta!

Enviadnos vuestras actividades, convocatorias, noticias y sugerencias a cofradesmalaga@diariosur.es

Publicidad

Promoción Semana Santa

© 2017   Creado por Sur.es.   Tecnología de

Logotipos y widgets  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

© Cofrades Málaga, la comunidad cofrade de Sur.es

Semana Santa de Malaga | Reportar un problema | Contactar | Advertencia